jueves, 3 de noviembre de 2011

Consejo a modelos - Editoriales a destiempo


Todos los modelos sueñan con sus primeras editoriales para revistas, es bonito ver tus primeras fotos en revistas, aparte de alimentar la vanidad y subir el caché de cara a clientes y agencias.

Para hacer una editorial para revista, el modelo debe haber sido seleccionado por el fotógrafo o el estilista de entre amigos o de agencias de modelos, recordad que los modelos se eligen en función de la ropa, de la luz, del escenario o localización, de las poses y registros que se han pensado para las fotos. Nunca se hace la editorial alrededor de un modelo, sino que se elige el modelo en función de las fotos.

El tema que abordamos hoy es el de la inversión estacional, es decir, las editoriales de primavera-verano se hacen en invierno y las de otoño-invierno se hacen en primavera. Cosa que a veces choca en los modelos primerizos.


Es importante ir preparado a las sesiones de fotos, y no solo me refiero a ir cómodo, con ropa amplia que no deje marca sobre la piel, sin maquillar y con el pelo limpio, aparte de llevar algo de comer y beber por si no hay catering (eso ya lo explicamos en otros capítulos del CURSO A MODELOS). Hay que ir especialmente abrigados en invierno (abrigos largos hasta los pies, a ser posible, polares) aparte de guantes y gorros de lana (llevaos también alguna crema anticelulítica efecto calor por si tenéis que hacer bikini o lencería en condiciones bajo cero).

Personalmente disparo muy rápido, en 2-3 minutos tengo las fotos de cada cambio que necesito, pero si se complica el cambio, suelo hacer descansos cada 3 minutos de posado en los que se abriga a los modelos para continuar 3 minutos después. Aunque obviamente os tocará tirar con fotógrafos que tardarán muchísimo más por cada cambio y que no serán tan generosos con dejaros abrigaros durante la sesión. Es imprescindible que al salir de la sesión vayáis a casa directamente y os deis una ducha o baño muy calientes, en más del 65% de las sesiones, las modelos acaban resfriadas o con gripe.

En verano pasaréis un calor asombroso, llevad muchísimo líquido y bebed constantemente, no hay otra... Aparte de un sombrero cuando sea en exteriores y al sol.

En cualquiera de las dos situaciones antes mencionadas, llevad una mentalización positiva y procurad adaptaros muy rápido a la sesión y tipo de fotos que quiere el fotógrafo o cliente para que la sesión (y el suplicio) dure lo menos posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario